Hola Guapas!

Espero que estén súper bien, que hayan tenido un fin de semana exitoso, y que esta semana que está empezando sea provechosa.
Yo tengo un problema, y creo que todas lo tenemos… inclusive las Bloggers y Youtubers de maquillaje más grandes lo padecen también. Tenemos una zona de comfort, con productos, colores y técnicas, las cuales raramente cambiamos. Las Bloggers, maquillistas y aficionadas al maquillaje normalmente están más anuentes a cambiar los productos, pero siempre existen los “bloqueos creativos”.

Personalmente soy de tonos bronces, cobre, rojizos en los ojos, no utilizo rubor la mayoría de veces porque prefiero el bronzer y los labiales son normalmente “nude” o tonos naturales.
Hasta que hice este look:

Lo sé, lo sé…
No es lo que normalmente haría, pero este fue un reto que se inició en el grupo Makeup & Style Costa Rica (pueden seguirlos en Facebook AQUÍ)

Hacer cosas inesperadas alegran el corazón de las que amamos el maquillaje, sobre todo cuando resulta positivo.
Todos los días nos ponemos la misma base, el mismo labial y la misma sombra porque creemos que es lo que se nos ve mejor.. y está bien tener un look favorito… pero a veces salirse de lo esperado trae sentimientos bonitos y hasta actitudes distintas…
No puedo explicar que es lo que tiene el maquillaje, que muchas veces  siento como que puedo conquistar el mundo (sobre todo con el delineado afilado y la transición del smokey perfecta).

Hay días en los que crear arte en mi rostro me da la energía, seguridad y alegría que necesito para enfrentar el día.

Últimamente… por últimamente me refiero a los últimos 3 meses… no me he maquillado con frecuencia para ir a trabajar, y uno de estos días  cuando  lo hice me sentí TAN FELIZ!!!! …… No porque otros me perciben más bonita o me dan cumplidos, pero porque cuando me miro al espejo recuerdo que en la mañana pasé 1 hora de calidad conmigo misma.
La faena del día y de la vida, nos despega de la felicidad, al punto de sentirnos como un robot programado para ir a trabajar y pasar por las cosas de siempre; ese tiempo de calidad conmigo, nadie me lo puede quitar.

Las reto a dedicarse 20, 30 minutos al día.. si eres mamá, puedes darte un baño largo… si estudias.. puedes cerrar los libros y la laptop… si lo tuyo no es el maquillaje puedes hacer lo que te gusta, mientras pases tiempo de calidad.
Un día dando uno de mis cursos personalizados de maquillaje, me puse a hablar con la guapísima estudiante y me contó que hace unos meses tuvo a su segunda hija y que no se sentía bonita, y que muchas veces se le olvidaba que era mujer, quería arreglarse y salir a cenar con su esposo y por eso quería aprender a maquillarse. Ese día le dije que todas las mañanas, después de alistar a su hija para ir a la escuela, sacara 10 minutos para maquillarse, no por el maquillaje… sino porque ella merecía tiempo de calidad consigo misma.

No volví a hablar con ella y no sé si siguió mi consejo, obviamente la vida de una mamá no es  fácil y los planes a veces cambian con las situaciones inesperadas que surgen, pero lo que sí es seguro es que sea al inicio del día para maquillarse o al final de día para leer algo para MÍ, hace una diferencia a largo plazo… en el camino a la felicidad.
Un abrazo mis guapas, y espero que lo hayan disfrutado. ❤️
Besos,
Fernanda B.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s